Campeonato de España de Media Distancia de Bilbao 18/09/2021

Campeonato de España de Media Distancia de Bilbao 18/09/2021

Llevo dos años sin escribir ninguna entrada en el blog. Con una pandemia que nos ha tenido un año casi parados, y un 2021 con alguna carrera, pero con poco que contar, no me había apetecido escribir.

Sin embargo, después de último media distancia del año he terminado tan contento, que me he animado a volver al blog.

Estoy escribiendo la crónica un lunes, y aún tengo la sonrisilla en los labios desde el sábado.

Después de un año en que me habían pasado cosas raras en todas las pruebas que había hecho, por fin he conseguido que me saliera una carrera en condiciones. De esos días que te encuentras bien, y hasta el clima te acompaña.

Ahí va la crónica del que ha sido mi mejor triatlón hasta la fecha:

Han publicado los horarios, la salida es a las tres de la tarde y el que quiera recoger el dorsal el sábado, lo tiene que hacer entre las 9 y las 11 de la mañana.

Yo voy solo, y tengo que recoger la bici y dejar a la familia en el pantano el viernes por la tarde. Desde el pantano tardo 4 horas y media y desde Madrid, una hora menos. Así que me vuelvo el viernes a Madrid, duermo en casa, y salgo el sábado tempranito hacia Bilbao.

A las 6 suena el despertador y a las 6:45 estoy saliendo. Llego a Bilbao a las 10 de la mañana con tiempo de sobra para aparcar, recoger el dorsal, darme un paseo y tomarme un desayuno/almuerzo salvaje en un bar de la zona. Luego al coche a descansar un rato y preparar todo porque a la 1 hay que hacer el “check in” de la bici.

Dejo la bici y me reúno con Luismi y Fernando, del Canoe, que lo hacen también y han ido con sus familias. Una suerte tener alguien para charlar durante esas casi dos horas.

A las 14:30 nos despedimos, nos deseamos mucha suerte y nos vamos cada uno a boxes, a nuestras bicis, a esperar nuestro turno en la salida “Rolling Start”(de uno en uno). Empiezan los Elite, que salen todos juntos, y luego ya vamos saliendo todos los de grupos de edades en fila india. Me tiro al agua a las 14:58.

NATACION

En mi anterior prueba, la de Aranjuez, el agua me jugó una mala pasada. Había entrenado mucho, salí muy rápido y en medio del grupo me agobié, me entró la ansiedad y fui incapaz de nadar durante mas de 500 m. Eso me jodió el día. Ya no fui capaz de remontar.

Así que aquí afronto la natación con toda la tranquilidad del mundo. Salgo, me voy hacia el centro de la ría, braceo con mucha calma e intentando deslizar todo lo que puedo. Estirándome a saco y con poca cadencia de brazada. Muy tranquilito y calentando poco a poco.

El circuito es un largo, alejándote del mar, hasta unas boyas que han puesto a unos 900 metros y allí se gira y se vuelve a la salida.

Han repartido gorros de distintos colores por grupos de salida. Todos los que salíamos en mi grupo íbamos con gorro rosa, y por lo que veo a mi alrededor, voy en el “peloton” de gorros rosas, incluso adelantando a algunos, así que todo bien. Antes de llegar a las boyas de giro, adelanto a alguno con el gorro naranja, que son los que salían delante. Eso da ánimos. Debo ir bien.

Giramos, y toca volver. Ya voy con el ritmo de natación cómodo, me siento bien en el agua, voy suelto, e incluso me permito el lujo de intentar ponerme a los pies de alguien que me lleve un poco. Voy muy bien, deslizando mucho y noto que voy rápido. Me llevo alguna patada en las manos por acércame demasiado al de delante, pero todo bien (luego me di cuenta de que me había dado al botón del Garmin y me descojonó un poco las actividades).

Cuando salgo del agua, miro el reloj y veo que marca 32 min 30 seg. De locos. Mi previsión buena era nadar entre 35 y 40 minutos (firmaba bajar de 40). Ni loco me esperaba ir tan rápido. Una media de 1´39 /100m, para lo mal que nado, ¡es bestial!

Empezamos el día perfecto. Y ahora toca la bici que es, con diferencia, lo que mas he entrenado este verano

BICICLETA

Después de una transición larguísima, corriendo casi un km descalzo y con la bici en la mano, me subo a la bici, me ajusto las calas, me tomo un gel y empiezo a pedalear.

El recorrido es un llaneo de unos 20 km, una subida de 5 km algo dura, luego se baja y se entra en un terreno rompe piernas con llanos, bajadas y subidas hasta el 55 o así, donde empieza otra subida mas tendida, pero mas larga que la primera (unos 7 kilómetros). Y una vez arriba, desde el 65 hasta meta ya es llano y para abajo todo el rato.

En total salen 82 km con un desnivel acumulado de (según mi GPS) 1200 m.

Desde el principio voy apretando. Llaneo siempre por encima de los 30 km/h y en las bajadas aprieto. He pasado a Fernando nada mas salir, pero luego me ha pasado el a mí. Así que aprovecho su referencia y me mantengo a 30 o 40 metros detrás suyo hasta el primer puerto.

Cuando empieza la primera subida larga quito el plato, me dejo de fijar tanto en la potencia y pongo mi ritmillo de subir apretando, pero cómodo. Tanta BTT y tanta cuesta en el pantano este veranito se nota. Empiezo a adelantar a gente a cascoporro. Paso a Fernando, le doy ánimos y tiro para arriba.

Una vez superado el primer “puertecito”, se empieza a bajar. Toca rodar acoplado mucho rato y seguir apretando. Llevo casi una hora, voy pelín por encima de los 30 por hora de media y ya hemos subido lo mas duro.

Después de la pedazo natación que me ha salido, y lo bien que me encuentro, toca arriesgar. Si reviento en la carrera, pues ya veremos, pero que no sea por no jugármela.  Toca apretar y que sea lo que Dios quiera.

Llaneo fuerte. En la zona de subidas y bajadas, subo tranqui y bajo a tope. Y así, ya por encima de los 30 de media de sobra, llegamos a la segunda subida larga.

En esta hay zonas en las que se puede subir acoplado. Sigo fuerte. Cuando veo que me paso de watios subo algún piñón, pero no dejo de apretar. A 500 metros de coronar, me pasa Luismi, que en bici va genial.

Como ya estamos arriba, y solo me ha sacado uno 50 metros, le voy viendo. Me veo fuerte, y sé que ya solo queda bajar y llanear, así que me pongo como objetivo seguir a Luismi. Aprieto mas de lo que apretaría rodando solo, y desde luego, mas de lo que debería. Pero de perdidos, al río. Voy llaneando a 40 km/h. Jajajaja. De locos.

En una rotonda Luismi “se cuela” y le adelanto, y sigo apretando a lo loco. Veras en la carrera… me veo abierto de patas en el km 5.

Y así, fuerte, llegamos a Bilbao de nuevo. Se llanea por las calles paralelas a la ría, y aprovecho para aflojar y soltar un poco las piernas. Hay que prepararlas un poco para correr.

Cuando llego a la transición, me sale un tiempo de 1h33min. 82,5 km a 31´7 km/h y 215 W de media.

Feliz. A no ser que se tuerza muchísimo la carrera, me va a salir un buen tiempo.

CARRERA

La segunda transición es igual de larga que la primera, pero al menos en esta dejo la bici al principio y corro ya con las zapatillas puestas. Aprovecho los baños de la transición para hacer un pis, tomarme un gel y empezar a correr tranquilo.

La carrera consiste en cuatro vueltas a un circuito de unos 4´8 km. No llega a los 20 km totales y es totalmente plano.

Como siempre, empiezo más rápido de lo previsto. No sé si es por la adrenalina o porqué, pero tenía pensado correr a 4´45 y el primer kilometro lo hago a 4´20.

Sé que ese no es mi ritmo y aflojo un poco. Cuando entro en el circuito coincido con una chica en el giro de la primera vuelta (comenzaba su segunda vuelta) y va justo a mi ritmo. Pasa un km, veo que vamos a 4´35, que es perfecto para mi, y decido ponerme justo detrás suyo y centrarme sólo en seguirla.

Es cómodo que alguien te ponga el ritmo, porque no tienes que pensar en nada. Solo en ir detrás.

Hacemos una vuelta y media entera a ese ritmo. Adelantamos a Luismi de nuevo, que corre un poco más lento de lo que monta en bici. ¡Nos damos ánimos mutuamente y para adelante! Todo perfecto. Sin embargo, sobre el km 7 noto que vamos mas despacio. Miro el Garmin y, efectivamente, mi liebre ha debido “pinchar”, porque este km vamos a ritmo de 4´50 casi. Así que la adelanto y sigo yo. Hemos hecho un km lento, y al apretar ya se nota el cansancio, pero recupero mi ritmo de mantenerme por debajo de 4´40 y tiro.

Sigo haciendo kilómetros. A estas alturas de carrera, cuando ya se va cansado, siempre hago lo mismo: concentrarme en el ritmo al que voy en el kilómetro en que estoy. Intentando no pensar en vueltas ni en lo que me queda.

Termino un kilómetro, ruedo unos 300 metros, me fijo en el ritmo y aprieto o aflojo en función de como vaya (si puedo, claro).

Y así sigo haciendo metros. En la tercera vuelta, el ritmo empieza a bajar solo. No pasa nada. Es normal. Y ya, aunque baje mucho, me va a salir un carrerón. De cabeza voy fuerte y aguanto de sobra, que es lo importante. Sigo a tope.  

Cambio la referencia de ritmo. Subo mi tiempo por km unos 15 segundos, y sigo tirando. En mi cabeza pienso que, si aguanto así otros tres km, ya solo me quedará la mitad de la última vuelta. Ahí ya huele a meta, te entran fuerzas y los dos últimos los podré hacer más rápido.

Así que sigo igual y me planto en la última vuelta. No tengo margen para apretar, ni muchísimo menos, pero ya estoy seguro de que me va a salir la mejor marca de mi vida, así que no me preocupa en absoluto.

Me quedan cuatro km, el ritmo sigue por debajo de los 5 min/km y, aunque estoy deseando llegar ya, intento disfrutar de esta última vuelta todo lo que puedo.

Al final llego a meta en 1h 29min. Han salido 19,27 km a un ritmo medio de 4´38 /km. Para mi nivel, y con lo que he entrenado la carrera, está genial.

Contentísimo.

META

Llego a meta y espero a Luismi y a Fernando, que llegan en 5 y 10 min aproximadamente. Luismi ha quedado segundo de su grupo de edad (55-59). Muy crack.

Mi tiempo final ha sido de 4 h 46 min

No es una referencia de half real, porque hemos hecho 8 km menos de bici y casi dos menos corriendo que la distancia oficial. Pero es una buena marca.

Como no todo podía ser perfecto, en los resultados oficiales no salgo porque el chip no funcionó. Lamentable la organización de la federación española. No he hecho ninguna carrera con ellos en la que no haya pasado algo. Menuda banda.

El caso es que no me preocupa demasiado, pero me jode porque no puedo saber mi puesto exacto.

Con la clasificación delante, calculo que, por mi tiempo en meta, en mi grupo de edad, de 45 a 50 años, habría quedado el 28 (de 70).

En el total de he quedado el 202 de un total de 526 inscritos.

Con el nivel que había, está requetébien.

REFLEXION FINAL

Es la leche como cambian las cosas y lo que influye la cabeza en este tipo de carreras

Hace tres meses, en Aranjuez, me agobié en el agua, me entró la ansiedad, hice una natación lamentable, y después ya no fui capaz de entrar en carrera. En la bici no avanzaba y corriendo iba desganado y fatal.

De hecho, en el km 40 o así estuve a punto de bajarme de la bici y dejar el triatlón, de lo cabreado que iba.

Y aquí, con mas o menos el mismo entrenamiento, salgo relajado, me sale una natación de lujo y solo de ver el tiempo me da un subidón mental que en la bici parecía que iba cuesta abajo todo el rato. Las medias y los ritmos, habiendo entrenado igual o peor, salen muchísimo mas rápidos.

Es increíble como influye la cabeza. Acojonante.

Así que nada, ahora a descansar un poco, a hacer alguna carrera o alguna cicloturista de aquí a final de año, que también apetece, y a empezar a pensar como me organizo mi agenda en el 2022.

¡¡Aún me duelen las piernas y ya estoy deseando volver a entrenar!!

CHALLENGE MADRID – HALF 22/09/2019

CHALLENGE MADRID – HALF 22/09/2019

Este ha sido el cuarto triatlón de media distancia de mi vida (medio IronMan).

La organización del Challenge Madrid, que llevaban 3 años haciendo un Iron Man durísimo que terminaba en la Puerta del Sol, ha incluido un Media Distancia el mismo día de la prueba.

Además, la natación que se hacía en Navacerrada la han desplazado al pantano de San Juan. A casa. Y se termina en la Puerta del Sol, en pleno centro de Madrid. Una chulada.

Vamos, que nos lo habían puesto botando para que varios de la grupeta ciclista del pantano, nos animáramos a apuntarnos. Y así lo hicimos. Seguir leyendo «CHALLENGE MADRID – HALF 22/09/2019»

HALF DE SEVILLA 2019

HALF DE SEVILLA 2019

Primer reto de la temporada. 4 de abril del 2019.

Triatlón de Media Distancia de Sevilla. Primera prueba desde la Maratón de Valencia, y con cinco meses complicados por medio, en los que no he podido entrenar como a mi me hubiera gustado.

Así que me planto en Sevilla lejos de mi mejor momento de forma. Con poquísimos metros nadados (como todos los inviernos), normalillo de forma en bici y algo mejor corriendo. Seguir leyendo «HALF DE SEVILLA 2019»

11/11/18 – MEDIA MARATÓN DE MORATALAZ

11/11/18 – MEDIA MARATÓN DE MORATALAZ

Tengo esta carrera en el calendario como preparación y test para la Maratón de Valencia, ya que es justo tres semanas antes, y sirve para ver como te encuentras de cara a la Maratón. Además, he liado a Rafa, que va a hacer la de 10 km, y así compartimos el ratito precarrera y la cervecita de después.

Cuando hice mi primera Maratón, mi padre me Seguir leyendo «11/11/18 – MEDIA MARATÓN DE MORATALAZ»

11/02/2018 Media Maratón Fuencarral – El Pardo

11/02/2018  Media Maratón Fuencarral – El Pardo

Mejor marca personal de 1h 35m 21s

Muy contento por la marca, pero un pelín jodido porque podía haber bajado de 35 apretando un poco más.

En cualquier caso, no es la mejor media para hacer marca. Es una carrera dura. Con un perfil complicado. Todo cuestas arriba y cuestas abajo, y muy pocas zonas llanas.

Sabía que el final es casi todo cuesta arriba, con algunas rampas bastante duras y aunque es fácil llegar al km 11 a un ritmo por debajo del objetivo, la segunda mitad de la carrera te tira por tierra los tiempos.

Mi sueño en media maratón es bajar de la hora y media, pero para lograrlo tendría que realizar un entrenamiento específico, y buscar una carrera con un perfil adecuado para ir lo más rápido posible.

Sabía que en esta carrera el objetivo no podía ser tan ambicioso. Es la primera carrera seria de la temporada, no estoy a tope de forma y además, el perfil no es el adecuado. Así que salí con el objetivo de mejorar mi marca personal, que estaba en 1h36 e intentar bajar de 1h35.

Salí fuerte. La primera parte de la carrera es fácil, todo cuesta abajo, y puedes apretar a gusto. A partir del km 6 es mas llano, pero llevas la inercia del principio y vas caliente y bien, así que puedes seguir a muy buen ritmo.

El paso por el km 10 lo hago en 43´29´´ y por el 10,7 (que sería la mitad de la carrera, mas o menos), paso en 46 minutos. No puedo evitar hacer cálculos y pensar que, doblando el tiempo, me saldría un tiempazo en meta. Pero soy consciente del perfil de lo que me queda.

Poco antes del km 12, justo cuando estás entrando en El Pardo, se gira y se empieza a subir por la carretera que sube hacia el monte. Desde ahí, hasta el 15 y pico, es todo cuesta arriba, y en algunos tramos, bastante dura. Tanto, que el km 14 sale por encima de los 5 minutos.

Después de esos casi 4 km de subida, tienes un descanso de un par de km en los que el ritmo vuelve a subir. Una bajadita que se agradece, y que permite volver a mejorar un poco la media.

Hasta el km 18. Ahí entras en las avenidas anchas de Montecarmelo, y no dejas de subir hasta entrar en meta. El objetivo ahora es intentar entrar en menos de 1h35, pero voy muy justo. Además, te encuentras con rampitas cortas, pero duras, que te fastidian aún más el ritmo. Y ni una bajada para acelerar y recortar un poco.

Así que aprieto, aprieto, y al final entro en meta en 1 h, 35 min, 20 segundos. A una media de 4´30 /km.

Es mi mejor marca personal en media maratón. Así que estoy muy contento con la marca.

Estoy empezando la temporada, y me encuentro muy, muy bien. Ahora a seguir entrenando.

En media maratón, tengo la de Madrid, el 8 de abril para intentar mejorar marca de nuevo.

Y en general, seguir entrenando para llegar a tope a la primera semana de julio, para el Media Distancia de la Bola del Mundo.

Y mientras tanto, seguiré resumiendo aquí las carreras que vaya haciendo.

https://connect.garmin.com/modern/activity/embed/2493281817

TROFEO DEL PAVO – ARROYOMOLINOS – 03/12/2017

TROFEO DEL PAVO – ARROYOMOLINOS – 03/12/2017

CIRCUITO 7 ESTRELLAS COMUNIDAD DE MADRID BTT.

He quedado con Manu a las 8 en casa para ir juntos. Me recoge, cargamos las bicis, y salimos. El termómetro del coche marca -1 grados y según nos vamos acercando, la temperatura va bajando, hasta que llegamos a Arroyomolinos y el termómetro se ha parado en 4 bajo cero. Seguir leyendo «TROFEO DEL PAVO – ARROYOMOLINOS – 03/12/2017»